EMPRESA

LÍDER EN PROYECTOS DE INSTALACIONES DE MOVIMENTACIÓN Y ALMACENAMIENTO

Cinquenta años de experiencia, de ideas exclusivas y patentes originales, hacen de Cusinato una empresa líder en la realización de instalaciones para el transporte y almacenamiento para productos frágiles o delicados. Nuestras instalaciones están al servicio de todos los sectores en que sean necesarios movimentación y almacenamiento de productos granulares como: pasta, harina, legumbres, frutos secos, snacks, golosinas, congeladas, alimentos para animales (pet food), arenas especiales, etc. Flexibilidad, personalización y calidad son los puntos de fuerza de nuestras instalaciones de movimentación, transporte y almacenamiento. Cada máquina garantiza la máxima fiabilidad en el tiempo con un nivel de mantenimiento mínimo y el lleno respeto del producto transportado.

DESDEL 1964

Una empresa en continua evolución. Desde 1964 la empresa de Giovanni Cusinato produce máquinas e instalaciones para el transporte y el almacenamiento de productos frágiles para la industria alimentaria y no. Nuestro objetivo es desde siempre el de hacer más fácil y eficaz el trabajo de los Clientes, escuchando sus necesidades y exigencias. Gracias al trabajo desarrollado en el curso de los años, hoy Cusinato es líder en proyectos y realizaciónes de instalaciones de movimentación y almacenamiento para pasta corta y larga. Cusinato está presente en 30 países del mundo con más de 1.000 sistemas instalados y cada uno de nuestros Clientes es testigo de la eficacia de nuestras máquinas.

¿POR QUÉ NOSOTROS?

  1. Proyectos personalizado

    El éxito de una empresa se mide por medio de la satisfacción del cliente y en los puntos de fuerza que en el curso del tiempo ha sabido meter en juego por ayudarlo en los retos de la competencia intenacional. Un pilar de Cusinato es el proyecto, especialmente preparado por un equipo de profesionales capaces de abordar las cuestiones desde la prespectiva de la solución de problemas y de dibujar sistemas personalizados adaptados a las necesidades específicas de cada cliente. De un análisis cuidadoso de toda las necesidades de cada cliente, viene la solución ideal en términos de ejecución del proyecto y los tiempos de realización, vuelto a la plena satisfacción de sus expectativas iniciales.

  2. Giovanni Cusinato: profesión – Innovador

    El fundador de Cusinato inicia su actividad en otra época: aquella en la cual una buena intuición – máquinas extraordinariamente diferentes- podía dar vida a una gran industria y bastaba el entusiasmo para mantenerla joven. Un “subcontratista” lleno de intuición y suerte, en un mercado de segmento y, por lo tanto, difícil: el de la movimentación y almacenamiento de los productos alimentarios, en los años 60. ¿Cómo mejorar aquellas máquinas y las instalaciones de los Clientes? Prestando “oídos” y sensibilidad a las diferencias de los productos, a sus características: la pasta corta es diferente de los frutos secos, que a su vez no son como las golosinas. El desafío fue aceptado con entusiasmo y enseguida se transforma en espíritu empresarial, armándose de paciencia infinita, fortaleciéndose gracias a un incondicionado amor por el trabajo y soñando con la ambición de lograr revolucionar un pequeño mundo industrial “antiguo”. Cuarenta años de continuo crecimiento, de ideas exclusivas y patentes originales, de estudio y desarrollo unen hoy para siempre el nombre Cusinato a una empresa líder de mercado, y son los mejores testigos de una gran historia empresarial e indudablemente el orgullo de Giovanni Cusinato.

  3. Calidad es hacer una máquina escuchando las necesidades del Cliente

    Una pequeña regla esconde el secreto de un gran éxito: mucho antes de las máquinas vienen los Clientes, tanto los históricos como los recién conocidos. Deben ser comprendidos hasta el fondo, todos, para llegar a ser eficaces intérpretes de sus necesidades. Es ésta la gran herencia de Giovanni Cusinato: sólo de este modo se consigue la certeza de respetar a los partners y de recibir su respeto.
    El diseño, a menudo fruto de patentes originales y soluciones únicas en el mundo, es un valor importante. Pero la máquina y la ventaja de su empleo pertenecen íntimamente al Cliente, integran su modo de entender el trabajo. De esta sensibilidad inicia la producción “on demand” que crea la fuerza de Cusinato: el arte de la personalización extrema, capaz de volver las instalaciones una cosa sola con el ideal expresado por el Cliente.
    Toda nueva instalación marca el progreso de nuestros valores industriales: la alta fiabilidad en el tiempo, la flexibilidad de empleo, la economía del proyecto, la facilidad de gestión y control, los elevados estándares de seguridad, la posibilidad de transformarse, con la constante puesta al día, en una máquina siempre nueva.
    De la suma de todo ello nace la calidad Cusinato.

  4. Grandes artesanos del mercado global

    Una empresa que produce según lógicas artesanales, en el momento en que consigue una notoriedad global debe necesariamente tomar una decisión: ¿seguir siendo un óptimo especialista y construir productos para un mercado de segmento, o bien pasar a un sistema industrial capaz de satisfacer grandes pedidos en mercados trans-nacionales?
    Cusinato quería seguir ambas caminos y lo ha logrado con éxito.
    Pasar de la organización artesanal a la empresaria ha sido necesario para ampliar las competencias y mejorar la calidad del trabajo, pero el crecimiento de la dimensión, incluso potenciando velocidad y capacidad de producción, ha tenido lugar sin traicionar el espíritu artesanal, desde siempre en el centro de la visión Cusinato.
    Las certificaciones de calidad UNI EN ISO, obtenidas y constantemente confirmadas, rinden justicia a un método que aparece, desde sus exordios, vencedor.
    Electrónica e informática han transformado los procesos constructivos, hoy más seguros y precisos, mientras que la organización es hoy la de una empresa compleja, que necesita nuevas fuerzas técnicas y directivas y que sigue siendo, sin embargo, como creía su fundador, una gran familia.
    Decisiones y metas que hacen de Cusinato una realidad particularmente rápida en responder a las demandas de oferta, proyectos, construcción y entrega; creemos en la lentitud, en cambio, en la fase de prueba y control -y ello nos enorgullece- porque quiero dedicar el tiempo adecuato a cada cosa, especialmente a las importantes. Justo como hace un artesano.

  5. De padre a hijo: una empresa de nueva generación

    Giovanni Cusinato ha logrado transmitir espíritu y energía a sus hijos, Sonia, Fabrizio y Vanni: son ellos quienes, con el empeño y el entusiasmo de una experiencia ya global, han dado forma a una empresa más objetiva y pluralista, en la que todos los puntos de vista son importantes.
    Gracias a ellos, el nuevo Cusinato puede adquirir las competencias profesionales que garantizarán crecimiento, innovación, desarrollo técnico, seguridad y agilidad de gestión en los años venideros. Una mentalidad “de sistema” propia de la nueva generación, que concreta en la expresión total quality el sueño que Giovanni Cusinato imaginó tanto tiempo atrás, mucho antes de que ellos nacieran.

  6. Creemos en el futuro, porque pensamos en él ahora..

    Cusinato piensa en vuestro futuro. En la colaboración con clientes futuros de nuevos mercados y nuevos países. En representantes que desean crecer gracias a la gran experiencia de Cusinato y que piensan de manera flexible. En la flexibilidad, que es el secreto de la juventud en cualquiera época y en la capacidad de adaptarse rápidamente a las nuevas formas de mercado, que es y siempre será una calidad estratégica fundamental: aquí y en cualquier otra parte. Creemos en la creatividad, en quien es abierto y sincero, en quien está dispuesto a apostar en la experimentación para anticipar la tendencia del mercado. Bases sólidas y promesas posibles: es nuestro futuro, y puede ser el vuestro.